Roman Bath

Esta piscina con sus 55 m² de espejo de agua cálida, nos remite a los antiguos baños romanos. Inmersa en medio del verde se convierte en un nexo fuerte entre ambos edificios. Su solárium se complementa directamente con la comodidad de un hidromasaje.

 A lo largo de la historia el ritual del baño significó mucho más que unos pocos minutos dedicados al aseo personal. Para civilizaciones antiguas, como Egipto, Grecia y Roma, el baño adquiría connotaciones religiosas que se entrelazaban con el placer y la ostentación de la riqueza. En nuestro hotel el baño romano es una zona de relax para disfrutar del agua templada.